La hipocresía de Coca-Cola (III)

Coca-Cola y Salud (2ª Parte)

coca-cola y cáncer

Si sueles tomarte una  Coca-Cola como parte de tu rutina diaria debes saber que la agencia federal estadounidense FDA (Food and Drug Administration) está considerando lanzar una alerta mundial acerca de su consumo.

El Center for Science in the Public Interest explicó que un análisis de Coca-Cola en nueve países mostraron “cantidades alarmantes” del químico 4-methylimidazole (o 4-MI), utilizado como un ingrediente del colorante de caramelo. Se ha relacionado los altos niveles de ese químico con cáncer en animales.

En marzo de 2012, Coca-Cola y su rival PepsiCo dijeron que habían pedido a sus proveedores del colorante que modificaran el proceso de producción para cumplir con los requisitos de una iniciativa de California para limitar la exposición de las personas a químicos tóxicos.

Coca-Cola dijo en ese momento que comenzaría el cambio en California y luego extendería el uso del colorante reducido con el tiempo. Pero no especificó un plazo. No obstante, la compañía reiteró en más de una ocasión que el colorante en todos sus productos era seguro.

Según el organismo, las muestras de botellas de California tomadas en la primavera mostraron sólo 4 microgramos de 4-MI por 12 onzas. En California se debe colocar una advertencia si un alimento puede llevar a que una persona consuma 30 microgramos o más por día. Pero las muestras tomadas en Brasil contenían 267 microgramos y las de Kenia 177 microgramos, dijo el grupo. Incluso en Estados Unidos, las muestras de Washington DC dieron 145 microgramos.

El director ejecutivo del grupo de control, Michael Jacobson, dijo en un comunicado que “ahora que sabemos que es posible eliminar casi por completo este cancerígeno de los refrescos cola, no hay excusa para que Coca-Cola y otras compañías no lo hagan en todo el mundo”.

Coca-Cola dijo que aún trabajaba en la logística de introducir el nuevo colorante de caramelo: “Tenemos la intención de extender el uso del colorante modificado globalmente para que nos permita hacer más eficiente y simplificar nuestra cadena de abastecimiento, fabricación, y sistemas de distribución”, explicó la compañía en un comunicado.

Por tanto, Coca-Cola se vio obligada a reducir este componente cancerígeno de sus latas y botellas en EEUU. No fue una iniciativa propia. Pero lo peor no es eso. Lo peor es que ese cambio lo ha llevado a cabo únicamente en EEUU y no en el resto de países como la propia compañía dijo en uno de sus comunicados. Y entre esos países, obviamente, se encuentra España donde, lejos de reducir el componente cancerígeno en sus latas, la compañía se limitó a hacerse con el control de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria para “cubrirse las espaldas”.

coca-cola y FDA

El sector alimentario ha montado en cólera al saber que Coca-Cola, el máximo impulsor del lobby que defiende los hábitos alimenticios globalizados, tomará las riendas del organismo encargado de velar por la nutrición y de regular la comercialización de los productos. No es de extrañar la repulsa por parte de las asociaciones españolas si se conocen las prácticas de esta macro-empresa en todo el mundo: desde la explotación y contaminación del agua potable de acuíferos en zonas pobres de la India y América Latina, a los desplazamientos forzados de la población indígena y los asesinatos de sindicalistas latinoamericanos.

El presidente en España de la multinacional estadounidense, Marcos de Quinto, ha logrado que una de sus ejecutivas de confianza, Ángela López, dirija la dirección general de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria.

El Gobierno unificó la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) y el Instituto Nacional de Consumo (INC), quitándole la independencia a éste, que en la práctica está también a las órdenes de la ejecutiva de la multinacional.

La llegada de esta ejecutiva de Coca-Cola al Gobierno ha desatado la respuesta de asociaciones por la seguridad alimentaria, que han sido ignoradas. No es de extrañar la respuesta inmediata. Una de las asociaciones comunicó que “es una decisión descarada por parte del PP poner como responsable de la AESAN a una representante de una bebida que ha provocado numerosas intoxicaciones y que tiene componentes perjudiciales para la salud e incluso venenosos como el Aspartamo”. Los grandes fabricantes de productos relacionados con alimentos vinculados a la dieta sana y mediterránea también dudan de la imparcialidad de Ángela López. “El sector está en alerta máxima por este nombramiento, por la bajada de estándares en el binomio alimentación-salud, y el posible trato de favor a Coca-Cola”, apuntó un alto ejecutivo que prefiere no ser citado.

Hay que destacar que los principales medios del país no han publicado nada acerca del asunto.

 .

Para acabar con este post, una breve reflexión: Si en Estados Unidos el 4-MI provoca cáncer, ¿por qué en España no? ¿Por qué esta sustancia sólo se ha prohibido a nivel nacional?

Continuará…   [Ver 4ª Parte]

Anuncios

Publicado el noviembre 29, 2013 en BRANDING, COCA-COLA, IMAGEN CORPORATIVA y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: