Dunkin’ Donuts retira publicidad en Tailandia acusada de ser “chocante” y “racista”

donuts

Este es el cartel publicitario de la discordia para la compañía estadounidense de rosquillas Dunkin’ Donuts. La franquicia de Dunkin’ Donuts en Tailandia inició la campaña de la nueva ‘Rosquilla Carbón’ a principios de agosto de este mismo año. En dicha campaña se muestra a una mujer tailandesa cuyo rostro y cabello son pintados de negro y sus labios de rosa, sosteniendo una rosquilla junto al eslogan “Rompe todas las reglas de lo delicioso”. Hasta aquí todo más o menos normal. Ya estamos acostumbrados a ver este tipo de cosas en publicidad. Entonces, ¿por qué ha sido censurada? Pues bien. Es aquí cuando entran en juego los estereotipos estadounidenses del pasado.

Y es que el escándalo no se generó en Tailandia, donde la publicidad de índole racista es habitual, sino en Estados Unidos. La imagen de la mujer (con un peinado negro de la época de 1950) recuerda a los estereotipos estadounidenses de los siglos XIX y XX de personas negras que son ahora considerados símbolos ofensivos de una época racista, un tema que actualmente se debe tratar con gran cuidado en EE.UU.

A continuación os dejamos con el spot televisivo:

Curiosamente, como mencionábamos anteriormente, la campaña no ha causado indignación en Tailandia, donde la publicidad usa inexplicablemente estereotipos racistas. Por ejemplo, los anuncios de limpiadores de suelo y plumeros Black Man muestran a un negro sonriente en un smoking y corbata de moño. Una crema blanqueadora tailandesa usa en televisión anuncios según los cuales las personas de piel blanca tienen mejores perspectivas de trabajo que las de piel oscura. Y una pasta dental tailandesa de hierbas sostiene que su producto oscuro “es negro pero bueno”.

Debido a las diversas denuncias y los distintos calificativos que se vio envuelta la  compañía estadounidense, es que Dunkin’ Donuts ha decidido retirar de circulación dicha  campaña, ofreciendo las disculpas del caso:

“Estamos trabajando con nuestra franquicia para retirar inmediatamente el anuncio de televisión y cambiar la campaña”, afirmó  Karen Raskopf, directora de comunicaciones de la empresa de rosquillas.

Caso contrario fueron las declaraciones que dio el Director General de Dunkin’ Donuts en Tailandia, Nadim Salhani, considerándola como una forma de pensar estadounidense paranoica”, afirmando que es absurdo y exagerado acusarlos de racistas, puesto que es una simple campaña que busca promocionar el nuevo sabor de su rosquilla:

“Es absolutamente ridículo”, dijo Nadim Salhani. “¿No podemos usar el negro para promover nuestras rosquillas? ¿Qué es todo este alboroto? ¿Qué pasaría si el producto fuera blanco y pintara a alguien blanco? ¿Sería eso racista?”

Son en estas circunstancias dónde mejor se observan los pros y contras de una marca. Ante la fatídica campaña realizada (campaña que se podría haber evitado, por otra parte, si se hubieran tenido en cuenta las posibles consecuencias, siendo el racismo un tema muy delicado en EE.UU) hay tres posibles actitudes:

  1. No actuar. No hacer nada al respecto es claramente la peor opción que puede tomar una organización puesto que, no solamente no intentas solucionar el problema, sino que lo empeoras deteriorando todavía más la marca y dando a tus públicos la imagen de que no te importa, de que “eso no va contigo”.
  2. No aceptar tu error. Son muchas las empresas que, aún actuando mal o no actuando bien del todo, se ciegan y son incapaces de disculparse públicamente buscando el error y solucionándolo. Esta opción (tan mala como la anterior) es la que ha tomado Nadim Salhani, Director General de Dunkin’ Donuts en Tailandia, considerando la forma de pensar de los estadounidenses como “paranoica”, “absurda” y “exagerada”, pudiendo ofender más si cabe con estas declaraciones que con la propia campaña publicitaria.
  3. Aceptar tu error, pedir disculpas y comunicarlo a tus públicos. Es por supuesto la opción que toda organización ha de seguir. No basta únicamente con aceptar el error sino que además has de comunicarlo públicamente. Acción tomada por Karen Raskopf, directora de comunicaciones de la empresa Dunkin’ Donuts, quien reconoció la “falta de sensibilidad del anuncio” disculpándose en una declaración a ‘The Guardian’:

“En nombre de la franquicia en Tailandia y de nuestra empresa nos disculpamos por cualquier ofensa que pueda haber causado”.

Ahora bien, vista la actitud contraria de Karen Raskopf y la de Nadim Salhani es más que clara que la marca no sigue la misma línea de comunicación ni comparte los mismos valores en todas sus franquicias. Hecho que debería tener muy en cuenta la compañía estadounidense Dunkin’ Donuts si desea mejorar su marca.

Fuente: http://publimetro.pe/actualidad/16290/noticia-video-dunkin-donuts-se-disculpa-publicidad-acusada-racista-tailandia

Anuncios

Publicado el octubre 22, 2013 en BRANDING, IMAGEN CORPORATIVA, PUBLICIDAD y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: